Stringjoy: Las cuerdas importan

Hasta hace unos 10 o 15 años si tocabas la guitarra o el bajo y necesitabas cambiar las cuerdas de tu instrumento podías encontrar cierta variedad en marcas, sin embargo, en realidad tenías prácticamente sólo 2 opciones de cuerdas, por ahora las llamaremos: D’adiario o Earnest Bowl.

Así como surgieron empresas más pequeñas haciendo pedales de manera más artesanal o con atención al detalle, también sucedió con amplificadores, guitarras y poco a poco cuerdas. Tal fue el caso de Elixir o Cleartone que con sus recubrimientos especiales lograron aumentar la esperanza de vida de las cuerdas de muchos músicos, ya fuera por uso constante, exceso de sudor en las manos, el clima muy húmedo, etc.

De entre toda esta oleada de gente en busca de mejorar el sonido y el equipo para guitarra salió una compañía de cuerdas que lleva por nombre Stringjoy. Nació en la ciudad de Nashville Tennessee que ha sido semillero de incontables talentos musicales, no por nada uno de sus apodos es Music City.

Stringjoy cuenta con sets para guitarra eléctrica y acústica, así como para bajo. Sus cuerdas son orgullosamente hechas a mano, que no quiere decir que no usen máquinas, sino, se refiere más bien a la operación de la maquinaria a la hora de realizar el devanado (las vueltas de alambre alrededor del centro de la cuerda), y otros procesos que el criterio y juicio humano mejoran mucho.

¿Has escuchado hablar sobre la tensión balanceada en las cuerdas?
De manera simplificada los factores que definen la tensión en las cuerdas son: La longitud de la escala, la frecuencia a la que se afine y el grosor de la cuerda. Entonces nuestros amigos en Stringjoy tienen un sistema que ayuda a mantener cierta consistencia en la tensión relativa de un set de sus cuerdas, lo que ayuda a que no sobresalga en demasía el sonido de una cuerda sobre otra, o que lo contrario suceda… Pero mejor dejemos que Scott (el mismísimo Sr. Stringjoy) lo explique en el video a continuación:

Normalmente cuando nos referimos a un set o calibre específico de cuerdas usamos como referencia las medidas de la primera y última cuerdas, por ejemplo: .010-.046. sin embargo el grosor de cada cuerda en el set puede cambiar según el fabricante, y con ello su tensión y por lo tanto, el sonido y sensación al tacto una vez instalada en el instrumento, así como su relación con las demás cuerdas. Esta es una de las áreas en las que Stringjoy presta especial atención, su estricto control de calidad es otro aspecto en el que se esmeran bastante.

Como sabemos no todo sobre las cuerdas está en cuánto duren sonando a nuevas, también importa su “color”, su tensión y su balance, además de factores como la longitud de escala del instrumento en el que se usan, el estilo musical,etc…  Podríamos resumir todo esto en “cómo se sienten”, entonces, a partir de ahí si quieres encontrar un excelente balance entre tensión, sonido, calidad y durabilidad te recomendamos probar esta marca que sin duda tiene algo que nos puede acomodar a todos.

¿Ya conoces las cuerdas Stringjoy? ¿Qué opinas de ellas?

Guitar Gear

© 2018. Guitar Gear. Derechos Reservados.

SÍGUENOS