Detrás del Gear de Casimiro Zamudio de “Su Majestad mi banda el mexicano”por Sergio González Hilerio.”

Fuera de la línea de fuego del rock: Casimiro Zamudio, de “su majestad mi banda el mexicano” y su gear.

Por Sergio González Hilerio.
“Es verdad que cuando hablamos de gear en México, poco volteamos a ver al regional mexicano, nos interesa el rockero, el músico jazzista, el que toca blues, aquel que es un shredder que destroza una guitarra con una sola mano, el bajista virtuoso, pero que hay detrás de la música regional y sus músicos?. De aquellos que no usan una cadena de delays para cada canción y difícilmente marcan a un músico por su técnica, si no que simplemente significan en el gusto masivo de un público.”

El inicio de la historia

Así comenzó mi historia como amigo del señor Casimiro Zamudio de los Santos, fundador y creador de uno de los géneros musicales regionales mexicanos, más representativos de las últimas 3 décadas, el baile de caballito o la quebradita para muchos. Originario de Mazatlán Sinaloa, las raíces de Casimiro, a diferencia de lo que muchos pensarían, no inician dentro de la música regional, comienzan dentro de las filas del rock and roll, con influencias que van desde Carlos Santana, quien en palabras propias es su gran ídolo, pasando por muchos personajes del rock mexicano de época, el mambo y los ritmos latinos, Casimiro inició su carrera tocando desde abajo, amenizando fiestas, bares y lugares de moda, tocando la música de sus artistas favoritos, que como bien comenté anteriormente van desde su máximo ídolo Carlos Santana, hasta Michael Jackson.

Primeros pasos y la construcción del concepto

Teniendo en mente después de muchos intentos que al público no solo se le gana con técnica, si no con un show completo y que la música que realmente se vuelve popular, no es si no una mezcla de lo ya existente, para dar origen a algo innovador, comienza la historia de Mi banda el Mexicano.

A mediados de la década de los años 70s, junto al señor Jorge Hopkins Scott en los teclados y Francisco Vidriales en el bajo eléctrico, con quienes la afinidad de convertir lo ya existente, tomando fragmentos del rock de Carlos Santana, el mambo de Pérez Prado, la tambora sinaloense y su aprendizaje dentro de las filas de las fiestas y reuniones, comienzan la tarea de amalgamar en perfecta alquimia un totalmente nuevo género musical, que a finales de los años 80s y principios de los años 90s volvería loca a toda una generación de público, género que ante todos los pronósticos en contra sigue vigente hasta nuestra época y que así como la amalgama de su creación musical, reuniría también a todos los públicos en su música, rockeros, poperos, músicos regionales, músicos de sesión, artistas de renombre, bajo un solo techo. “El baile de caballito”. Porque quién no ha bailado de caballito, quien no ha cantado mambo Lupita, quien no ha puesto a todo volumen el ramito de violetas.

Detrás de la música de Casimiro Zamudio

Pero entonces, ¿Qué hay hoy en día detrás de la música de Casimiro Zamudio? Si bien es sabido que la mayoría de su época dorada en los años 90s hacía acompañamientos con un sintetizador Yamaha que colgaba de sus hombros, también es cierto que el señor es un virtuoso guitarrista, con influencias del blues y del rock clásico, influencias que se hacen notar en sus composiciones, tomando frases prestadas de canciones como “Jin-go” de Carlos Santana.

Casimiro inicio su carrera como guitarrista y bajo ese estatuto se hizo gran conocedor del instrumento y de las guitarras mismas, coleccionista cómo muchos y amante de los instrumentos de calidad, Casimiro tiene una gran colección de guitarras eléctricas, que van desde su preciada Gibson les Paul custom 70s cherry sunburst, una Fender Stratocaster American custom hartail, su más reciente adquisición, una Gibson les Paul studio customizada por luthiers mexicanos, pero por mucho la cereza del pastel, sería su PRS artist V del año 2011 en blue crab, guitarra que enamora a cualquier conocedor y no conocedor de instrumentos por si misma y de la cual vamos a platicar.

La PRS Artist V 2011

Comprada por Casimiro a mediados de la década pasada en Estados Unidos, de palabras Propias, esa guitarra es un tributo a su ídolo Carlos Santana y tocar con ella un lujo que siempre quiso darse.

Limitada a 100 piezas producidas, para su venta nivel mundial, la gama Artist de PRS guitars, nacida en 1991, es una gama que la marca limita su producción a contadas cantidades y no todos los años se produce.

Los specs, van desde un cuerpo y brazo de caoba ribboned peruana, top V12 de maple flameado de grado artist, diapasón en ébano, con incrustaciones en madre perla y abalone y un set de pastillas o pickups artist V diseñadas en el custom shop de PRS guitars única y exclusivamente para cada tiraje limitado de piezas producidas y no a la venta como accesorio, es un de las guitarras hechas por PRS más bonitas, exóticas y exclusivas que fábrica la marca de manera custom, pero para su venta temporal al público en general.

El éxito de una pasión 

Una carrera llena de éxitos, una afición y gusto por los instrumentos de calidad, una amalgama de géneros y un personaje hoy reconocido por el mundo entero, así definiría al señor Casimiro Zamudio, personaje que cuando hablas con el en camerino y te habla de rock, te habla de música, te habla de instrumentos, bien podría ser autor de biografías increíbles, entonces toma sus botas, sus gafas obscuras, cuelga su PRS artist V y con un solo de guitarra sale al escenario fraseando a Carlos Santana y nos regala el baile de caballito.

Autor: Sergio González Hilerio, septiembre 2021.

Guitar Gear

© 2018. Guitar Gear. Derechos Reservados.

SÍGUENOS